Imagen de cabecera aleatoria... ¡Pulsa F5 si quieres ver otra!

Ánimo Betis

Ayer cuando me enteré de que había bajado el Betis casi ni me lo podía creer. Lo más normal en este tipo de situaciones es estar contento, pero me sorprendí a mi mismo cuando me di cuenta de que no sólo no lo estaba, sino que incluso sentía algo de tristeza. Me enfadé conmigo mismo y me puse a ver fotos de la afición bética llorando, me dije a mi mismo que en el fondo, muy en el fondo, me alegraba. Pero no es cierto.

Supongo que hoy soy mejor persona que hace diez años, porque entonces me hubiera dado una mariscada con el descenso del Betis. Hoy, repito, me da pena. Por su gente, obviamente. En mi vida siempre he tenido al beticismo muy cercano, a nivel familiar e incluso de pareja (este último ya no lo hay, por suerte 😉 ). Y por ellos, hoy sufro. Les deseo toda la suerte del mundo, espero que vuelvan pronto a Primera División, que por otra parte es el lugar que les corresponde.

Eso sí, deben aprender de sus errores. Están donde merecen estar. Por dejar que su club sea una institución arcaica y manchada una y otra vez por la vergüenza que provocan las acciones, palabras y omisiones de su máximo accionista y su consejo de administración de cartón. Esto les tiene que servir de acicate. Adelante.

June 2, 2009   5 comentarios